Las Fiestas

finestrat

Fiestas

Donde la costumbre se convierte en fiesta

Desde épocas que apenas los mayores recuerdan, Finestrat ha sido un pueblo arraigado a sus propias costumbres, celebradas año tras año hasta convertirse en tradiciones de un municipio que se caracteriza por la diversidad cultural de sus habitantes. Además, Finestrat ha sabido adaptar esas manifestaciones populares a la idiosincrasia de sus habitantes, lo que ha dado lugar a grandes acontecimientos festivos. Es en esas ocasiones cuando los finestratenses rubrican su pasión por la música, la pólvora, la tradición  y los desfiles. Finestrat también ha incorporado en sus fiestas todos aquellos elementos característicos de la localidad: la alegría del mar, el colorido de su montaña, el fuego de sus corazones y la riqueza de su gastronomía, que ha hecho que cada día festivo pueda reconocerse por el tipo de comida que se cocina.

Sant Antoni del porquet, a mediados de enero

Una de las más viejas tradiciones de Finestrat se conserva gracias a la celebración de "Sant Antoni del porquet": la cría del cerdo para la fiesta. Antiguamente los jóvenes de la localidad recorrían las calles del municipio casa por casa, una semana antes del 17 de enero, recolectando comida para la fiesta, por lo que cada familia tenía que donar algún rico manjar. La fiesta de Sant Antoni se celebra en el solsticio y mantiene la tradición al recorrer los jóvenes el pueblo paseando al cerdo y recogiendo las donaciones de los vecinos, casa por casa. Como punto final, se realiza una subasta del material recolectado y se rifa productos cárnicos entre todos los asistentes.

Sant Blai, a principios de febrero

La fiesta de Sant Blai ocupa un sitio tan relevante como la celabración que la precede, Sant Antoni, pero con ciertas peculiaridades. Algunas manifestaciones que se daban antiguamente en esta fiesta eran tan originales como el sorteo de "l´arra", un pastel hecho de bizcocho que unos niños llevan durante toda la "ronda", mientras los mayorales venden números para el sorteo. En la actualidad, los vecinos de Finestrat y visitantes acuden a la "Font del Molí", un entorno natural privilegiado, para disfrutar en convivencia y comer manjares tradicionales.

El día de la Ereta, en Semana Santa

La tradición marca que cada Lunes de Pascua, en el lugar donde el alcalde decidía, se colocaban los tenderetes del turrón y los novios acostumbraban a merendar juntos. La novia llevaba la "mona" y el novio le hacía la "pesada", que consistía en comprarle turrón, peladillas u otros dulces, de acuerdo con las posibilidades de cada uno. La competencia que se establecía entre los chicos era tal que a veces se daba la circunstancia de que algún rico compraba el puesto para su novia y los demás se quedaban "compuestos y sin novia", ya que muchas parejas se rompían. El  hecho de subir a la "Font del Molí" a comer la "mona" de Pascua se ha convertido en una fecha fija e ineludible para los ciudadanos de Finestrat, un día de alegría y convivencia en un paraje privilegiado para disfrutar de los mejores productos de la zona.

Nit de Sant Joan, del 23 al 24 de junio

El solsticio de verano llega al Mediterráneo cargado de simbología, magia, fiesta, música, danza y fuego, sobre todo fuego. En Finestrat es la playa de la Cala la que acoge los actos populares, centrados en el ancestral rito de la purificación, cuyos elementos esenciales son el fuego y el agua. Los jóvenes encienden hogueras sobre la arena, junto al mar, y posteriormente dan saltos sobre ellas. La fiesta se combina con bailes en grupo, degustación gastronómica y, como marca la tradición, con un baño en las aguas que esa madrugada del 24 de junio tiene unas cualidades especiales. La música y los fuegos artificiales amenizan la velada.

Fiestas patronales, alrededor del 24 de agosto, día de Sant Bertomeu

La Iglesia Parroquial de Finestrat, datada del siglo XVIII y dedicada al patrón de la villa, Sant Bertomeu, vibra durante las fiestas mayores, a finales de agosto, dedicadas también al Santíssim Crist de Remei.

Estas fiestas se celebran  desde hace más de cien años alrededor del 24 de agosto, día en el que se conmemora Sant Bertomeu. Son unas fiestas donde la devoción se ha sabido combinar de una forma espléndida con la diversión y la alegría del momento, convirtiendo a Finestrat en el lugar perfecto para el disfrute y la convivencia de sus moradores con sus visitantes.

Durante estos días, sin duda los de mayor relevancia para Finestrat, se combina devoción con diversión de forma magistral para alegría de vecinos y turistas. Son fiestas de calle, abiertas al público, y con multitud de actos tales como desfiles de disfraces, conciertos, degustaciones gastronómicas, actividades infantiles, ofrendas florales, actos religiosos y mucha, mucha pólvora, tradición inequívoca de nuestra región, en estas fiestas de marcado carácter mediterráneo.

Fiestas de la Cala en Honor al Turista, a mediados de septiembre

La Cala de Finestrat celebra en la segunda semana de septiembre las fiestas en honor al turista. Finalizada la temporada estival, visitantes y residentes se reúnen para disfrutar de los castillos de fuegos artificiales, actividades infantiles y deportivas, verbenas, pasacalles y bailes de disfraces que llenan las calles de nuestra preciosa zona costera. El inigualable paraje de La Cala sirve como marco ideal para el disfrute y convivencia de todos aquellos que quieran participar en estas jornadas festivas junto al mar y con una climatología privilegiada.

Fiestas

  • Fuegos artificiales
    Fuegos artificiales
  • Procesión
    Procesión
  • pasacalles
    pasacalles
  • Cordá
    Cordá
  • Ofrenda de flores
    Ofrenda de flores
  • Pelota valenciana
    Pelota valenciana
  • Ofrenda
    Ofrenda
2011 Ayuntamiento de Finestrat.