El Pueblo

finestrat

El pueblo 

Finestrat es un delicioso municipio costero y al mismo tiempo montañoso que combina el silencio de la naturaleza rocosa y verde de las elevadas cumbres del Puig Campana con la atracción cosmopolita de su Cala, destino familiar y pacífico.
A 9 kilómetros de su playa, el casco  histórico de Finestrat emerge ante la  mirada  del visitante, elevado sobre un cerro muy abierto de apenas 238 metros sobre el nivel del mar.  Sus calles de origen morisco, de fachadas tradicionales, con plantas bajas de pintura blanca y puertas amplias, disuelven la villa de Finestrat sobre una orografía terrenal suave.
El visitante puede deambular tranquilamente a pie por las calles y plazas de Finestrat, respirar el oxígeno de sus cercanos pinos y la fragancia de sus antiguos huertos de almendros, olivos y algarrobos, reconocer cuando amanece el olor de pan recién cocido. a sólo 9 kilómetros de la playa de su Cala y a las faldas del impresionante Puig Campana.
 
Centro histórico con personalidad
Finestrat es un de los pueblos de la Costa Blanca con mayor encanto, donde se ha respetado la estructura tradicional de viviendas, colgadas sobre la peña de yesos, a espaldas de la mole del Puig Campana y con la vista fija al mar.
El casco histórico está edificado sobre los cimientos de un antiguo castillo árabe que, desde 1924, ocupa la Ermita del Santísimo Cristo del Remedio, situada junto al emblemático mirador del Castell.
Pasear por sus calles de origen claramente morisco es un placer que depara esta localidad y la mejor forma de conocer el interior de este pueblo tan acogedor. Entre el Carrer Hostal y el de Sant Miquel acabará el visitante con sus pasos en la pequeña Plaça de la Torreta, ubicada bajo la estructura de la Iglesia Parroquial de Sant Bertomeu (1751), un templo que vibra durante sus fiestas mayores, el 24 de agosto, y en la romería de San Blas, a principios de febrero.
Por estos y otros muchos encantos Finestrat es conocido: por su urbanismo ordenado, respetuoso con la arquitectura tradicional y en equilibrio con el entorno natural que le rodea.
 
Hacia la modernidad
Con el paso de los años Finestrat sigue conservando su tipismo característico a la vez que camina hacia la modernidad adaptándose  a los nuevos tiempos. Su crecimiento  ha dejado huella en la combinación perfecta de tradición y apuesta por el futuro. Los residenciales que se van asentando en su término municipal respetan el estilo y el color del pueblo para preservar la armonía con el entorno.
Sin duda, tanto el casco histórico como las nuevas urbanizaciones de Finestrat se han convertido en residencia habitual de ciudadanos de otros países que eligen este municipio atraídos por su encanto, su entorno natural y su clima.
 
Servicios municipales
Vivir en Finestrat es vivir en un pueblo lleno de servicios. Durante años se viene trabajando para que el municipio cubra las necesidades de su creciente población.  Servicios educativos, sanitarios, sociales, urbanísticos, culturales y medioambientales están a disposición de todos,  tanto residentes como visitantes al municipio.

Además, dentro del término municipal encontramos el mayor bulevar industrial y comercial de la comarca, todo un referente en la creación y consolidación de empresas que convive armoniosamente con el pequeño comercio tradicional.

Bulevar industrial y comercial
A lo largo de la historia, Finestrat ha basado su economía en la agricultura con el cultivo de almendros, olivos, naranjos y nísperos. Desde que en los años ochenta descubriera  su gran potencial turístico y su ubicación estratégica, este municipio apostó por otro incentivo más para su economía mediante la creciente proliferación de industria en su término municipal.

Para ello, el Ayuntamiento del municipio habilitó un polígono moderno que ha seguido creciendo a lo largo de estas tres décadas hasta consolidarse como un gran bulevar de naves industriales y superficies comerciales.  En este mismo bulevar el Vivero de Empresas de la Cámara de Comercio de Alicante ofrece a los emprendedores todos sus servicios e infraestructuras para fomentar la creación y la consolidación de las empresas.

Sin duda, Finestrat es un pueblo con futuro prometedor. Su economía crece, su entorno natural es respetado y admirado y su especial encanto sigue conquistando año tras año a los turistas que lo visitan.

El pueblo

  • Pueblo de Finestrat
    Pueblo de Finestrat
  • Vista nocturna de Finestrat
    Vista nocturna de Finestrat
  • Vistas desde el pueblo
    Vistas desde el pueblo
  • Calle del Castillo
    Calle del Castillo
  • Casas colgantes
    Casas colgantes
  • Finestrat y el Puig Campana
    Finestrat y el Puig Campana
  • Vistas del pueblo y la montaña
    Vistas del pueblo y la montaña
2011 Ayuntamiento de Finestrat.